martes, 23 de mayo de 2017

Entre ansiedad y sueños

Ayer pase con una ansiedad grandísima, sentía que mi estómago se desgarraba, el ataque fue repentino, coincidía con el paso de unas siete horas desde que me tome la Quetiapina.

Como dice mi siquiatra que la Quetiapina por ahora solo funciona como ansiolítico, un ansiolítico que es más fuerte que la Pregabalina obviamente, pero cuando ya va pasando el efecto aparece la ansiedad. Ayer intentaba buscarle el detonante que hizo aparecer esta crisis de ansiedad y lo encontré, un detonante es el estar sin hacer nada y además no tener muchas posibilidades de hacer mucho y dos el estar solo la soledad me produce mucha ansiedad desde que era pequeño. En mi infancia como ya he escrito me pasaba horas y horas encerrado en las casas donde vivimos mientras mis padres hacían su vida fuera de la casa. Antes parece que no había tantas leyes que protegieran al menor y dejar a un hijo solo y de corta edad solo en casa no era un delito, no lo sé si así era hace 40 años. Tengo que trabajar en eso, ya he aprendido a identificar los detonantes de mis crisis de ansiedad, pero aun con haberlas identificado, no puedo librar con ellas, se aparecen y me destrozan por dentro… le pido a Dios que me mande un trabajo en lo que me mantenga ocupado el día y llegar tan cansado a casa que mi cansancio pueda combatir la ansiedad. Hoy es mi último día de tomar Pregabalina y la verdad me va a costar mucho el dejar de tomarlas, dice mi siquiatra que entre mis medicamentos incluido la Pregabalina ninguno tiene efectos adversos al dejarlos ya que ninguno produce placer, veremos, ya que a mi todos me producían placer, ese pequeño instante de mínima sedación a mi si me lo producía… obviamente soy un adicto y enseguida le encuentro placer a muchas cosas incluidos medicamentos. Todo lo que me ayuda a estar bien para mí se convierte en una adicción. Actualmente tengo pensado dejar de fumar ya he llegado a una edad en la que me tengo que cuidar más, pero el fumar es la mayor adicción que tengo, va a ser difícil lo dejare o no, no lo sé, pero tengo que intentarlo.

Cambiando de tema anoche volví a soñar y viví una de las peores experiencias de mi vida atrapado en mi inconsciente.

Ayer me acosté temprano cuando la Quetiapina me estaba cerrando los ojos en el sofá. Serían las 22 horas cuando me acosté y por el tiempo en el que me desperté del primer sueño había comenzado a tener la pesadilla en cuanto me dormí ya que me desperté a las 23:30 horas. El sueño transcurría en una casa que no conozco, junto a mi esposa, teníamos un bebe pequeño y pequeño de verdad porque era como un muñequito como los que tiene mi hija, pero este bebe estaba poseído por un demonio, un demonio cualquiera. Yo lo tenía en brazos no me lo pegaba al cuerpo, pero no podía dejarlo en ningún sitio, tenía la necesidad de ayudar a este bebe y cuidarlo ya que pensaba que no se merecía pasar por lo que estaba pasando.

Yo en el sueño decía palabras imitando a los curas que practican exorcismos en las películas de miedo pero sin conseguir efecto alguno en él bebe. Llegó un momento en el que ya comenzaba a estar incómodo y fue cuando me desperté. Lo interesante del sueño fue que en ningún momento pase miedo, ese miedo que siempre me entraba al soñar con esta clase de sueños. Pero la noche me tenía preparado algo más para hacerme sufrir.

Lo que recuerdo del sueño es estar con mi madre, era una vuelta al pasado éramos más jóvenes y yo seguía alocado como era, alocado, rebelde, consumidor y como no, creía estar por encima de todo. En el sueño vivíamos con más personas en una casa grande, éramos como una gran familia sin ser familia. Mi madre llega un momento en el que nos vamos detrás de unas obras y mi madre me dice qué ya no soporta la vida, llevaba una especie de bomba y se despide de mí y me dice que me aleje. Al alejarme y salir lo suficientemente lejos de donde estábamos oí la explosión, mi cuerpo se estremeció y comencé a llorar, llore con nunca había sentido que había llorado. Al llegar a la gran casa todo el mundo me preguntaba por mi madre y entre lloros entre en pánico y no sabía que decir, me sentía culpable de lo ocurrido. En soledad lloraba y lloraba, hasta el momento entre lloros comenzaba a gritar mi madre a muerto, solo hacía que gritar y gritar lo mismo.

Este sueño ha sido tan intenso que cando me he despertado tenía los ojos empapados de lágrimas. No sé qué me ha querido decir mi inconsciente pero lo que he sentido es mucho dolor ante la pérdida de mi madre de esa manera. Estoy pensado que mi inconsciente me está diciendo que deje de culparme por todo lo ocurrido y como no sé nada de mi madre, si vive o ha muerto y la manera de dejarlo todo atrás es el entierro de mi madre y cerrar ese círculo. Todo esto son suposiciones o una reflexión que yo he inventado para buscarle explicación a este sueño, no lo sé.

lunes, 22 de mayo de 2017

Dudas y cumpleaños

El otro día en mi terapia, en realidad no hice terapia, no conseguía concentrarme además me había tomado la toma de la Quetiapina que no me había tomado en la mañana y me entro mucha somnolencia. Buscando algún tema del que hablar le pedí que habláramos sobre el tema de mis hijos y de mi madre, de lo mucho que me dolía el no saber de ellos y él, lo que me aconsejó es que intentara buscarlos yo por mi cuenta, eso es algo que me aterroriza ya que le tengo miedo a las reacciones. En una cosa tiene razón que lo mejor es enfrentar nuestros miedos, solo así nos libraremos de ellos, sobre todo despejar dudas de los que nosotros nos imaginemos ya que es un miedo irreal por el momento. Ya he intentado buscar a mi madre pero no ha habido forma de averiguar nada, y ahí ha quedado la cosa… me gustaría intentar más cosas pero no se me ocurre nada más.

Ahora que he empezado terapia me da la sensación de que no la necesito, al igual que pienso que no necesito seguir escribiendo, no por el momento.

Ahora haciendo una reflexión me he dado cuenta que cuando las cosas no empiezan a servirme el comienzo a desecharlas.

Cuando comencé este diario necesitaba sacar de dentro toda la rabia que tenía por mi vida pasada y de cómo me había afectado en mi vida, pero después de eso de sacarlo y contarlo ya puedo hablar de ello sin amargura o eso creo yo.

Ahora mi pregunta es ¿realmente escribir un diario ayuda? La respuesta es sí, a mí me ha ayudado mucho. Ahora durante este año parece que he estado en terapia escribiendo y escribiendo, haciendo mis propias reflexiones y ordenando mis propios pensamientos. Entonces la valoración de llevar un diario es positiva, por lo tanto la recomendación de los profesionales es muy acertada en recomendarlo.

Llevo ya tiempo con la idea de cerrar este diario, como he dicho cuando tengo la sensación de que algo no me sirve lo desecho, es como cuando te pones delante del ordenador y comienzas a ordenar carpetas y mandas a la papelera lo que no sirve, ordenar tu mundo y sacar lo que no tiene cabida en él, pero por alguna razón no tengo las fuerzas para cerrarlo seguramente porque sé que cuando llegue la depresión me volverá hacer falta. Acabo de hacer una reflexión, ahora pienso que no necesito terapia porque me encuentro en una etapa relativamente buena y todo se ve de color de rosa, me siento tranquilo sin apenas sobresaltos, llegó la primavera y hemos brotado de nuevo, los días son más largos, hay sol, calorcito y más cosas que hacer en el exterior, he dicho más cosas, mentira son las mismas cosas con diferente color.

Entonces la pregunta es si sigo con la terapia y escribiendo o lo aparco todo un tiempo y le dedico su tiempo cuando este agonizando de dolor, ansiedad, tristeza y las ganas de suicidarme, no tengo la respuesta a  esa pregunta. Para hoy ya tengo para reflexionar ya que una cosa cuesta dinero y la otra cosa tiempo. Esta semana ya ha llegado la fecha de dejar la Pregabalina, ahora si vamos a echarle valor y torearemos esto con temple y valor.
El otro día le pregunte a mi siquiatra que es lo que conseguimos con la Quetiapina a estas dosis tan bajas, y la respuesta es que ahora sirve de ansiolítico, le tengo que preguntar a mi siquiatra que si la toma en su conjunto la puedo hacer por la noche porque la verdad me entra mucha somnolencia.

Ayer fue mi cumpleaños, una fecha especial, ayer me sentí consentido desde la mañana hasta la noche, de verdad mi familia y amigos lo hicieron especial. Mi esposa me fue a despertar con las mañanitas de pedro Infante, me encanta esa canción, mi hija venía con una tarjeta y mi regalo, un perfume que hacía tiempo que no usaba por cuestión de dinero, fue una auténtica sorpresa. Me hicieron un rico desayuno de frijoles volteados con unos huevos con salsa de tomate y para comer y cenar algo típico para mi cumpleaños que me gusta que mi esposa me cocine, lasaña. Desde que nos conocimos mi esposa y yo ella cocino la lasaña mi primer cumpleaños, desde entonces siempre que se puede me cocina lo mismo. Me volvieron a cantar las mañanitas tres veces, y me felicitaron muchos amigos y conocidos, de verdad pase un día especial.

Para mi este cumpleaños ha sido diferente, lo he sentido diferente, es como si una nueva etapa de mi vida comenzara por lo menos ese es mi deseo. Pido que en esta nueva etapa siga así de tranquilo y que encuentre una estabilidad tanto emocional, personal y laboral, amor ya lo tengo, salud tengo, salud mental eso es otro cantar, dinero pues vamos sobreviviendo solo esas tres cosas me hacen falta para que mi nueva etapa sea maravillosa.

viernes, 19 de mayo de 2017

Día de terapia

Hoy tengo cita con mi siquiatra para recibir terapia y la verdad que no me he preparado nada de los que quiero hablar, tengo una amiga que llega a terapia con apuntes, tablas etc. de sus días buenos y malos, es una muy buena forma de aprovechar el tiempo en terapia.
Vamos a intentar hacer unos apuntes por ejemplo puedo hablar del tema de mis hijos y de mi madre o de mis desconfianzas, eso son buenos puntos que necesito resolver poco a poco mi pasado para estar bien en mi presente. Estoy recordando que también puedo hablar de mis sueños en los que consumo cocaína.

He estado haciendo una comparativa entre el año pasado y este y definitivamente estoy mejor este.

Ahora hablemos de los estresores que me generaron el decidir venir a este país a vivir… no los escribo por orden, los escribo como me vienen a la cabeza.


  • 1.     Es el cambio de cultura.
  • 2.     La integración, la integración en este país es algo difícil.
  • 3.     Encontrar casa donde vivir y en un buen sitio, la verdad tuvimos mucha suerte de encontrar esta casa, grande, cerca del kínder y la verdad muy acogedora, aunque me está costando mucho sentir que es mi hogar, dicen que cuesta alrededor de 3 años el sentir y aceptar que estas aquí viviendo y que este será tu hogar o país para muchos años.
  • 4.     El idioma, el idioma sigue siendo un estresor.
  • 5.     El clima, esto no sé si se le puede llamar estresor, pero si afecta, el no ver el sol en mucho tiempo, o el tiempo necesario es contra producente.
  • 6.    Mis primeros trabajos, en mis dos primeros trabajo no di precisamente con las personas adecuadas, me afecto muchísimo el trato recibido, en el tercer trabajo si tuve un muy buen trato.
  • 7.    El intentar constantemente sobreproteger a mi hija, sobre proteger por que no sabía a qué se tenía que enfrentar, el idioma o rechazo por ser de otra nacionalidad, la verdad que fue algo innecesario ya que aquí ella es la que mejor esta.
  • 8.    El no tener siquiatra con el que poder hablar, ahora ya gracia a Dios todo ha cambiado.
  • 9.    La desintoxicación del Clonazepan, esto si fue un proceso muy difícil para mí.

Creo que con estos estresores es normal que mis crisis se agudizaran y me hicieran pasar todo un infierno aumentado al mil por mil.

Este año no tengo ni la mitad de los estresores y por eso creo que estoy manteniéndome dentro de mis crisis que ya no son al mil por mil, ahora son al doscientos por ciento, ya se sabe que los bipolares así lo sentimos todo. Este año estoy mejor pero no deja que mis crisis me hagan estar en un infierno.

Todo esto que he escrito puede ser también punto para hablar en terapia.

Estos días he sentido ansiedad y algunas veces tristeza pero he podido salir bien adelante. Me he estado leyendo y si he tenido crisis picos altos y picos bajos, no voy a decir con cada pico no lo he haya pasado mal, pero si me acojo al año pasado no ha sido tan grabe… debería acogerme siempre a lo vivido pasado y ver que poco a poco voy mejorando.

Estos días mi esposa está haciendo unas pruebas en una clínica para trabajar en un proyecto, casualmente es en la clínica que yo tengo el siquiatra, unos de los jefes puede ser mi siquiatra, ver su cara de felicidad al salir de la clínica me ha servido para animarme a mí mismo.

Seguramente para ir comenzando a hablar temas en mi terapia me debería remontar a las primeras veces que escribía en este diario. Por esos días escribía con mucha rabia y enojo por mi vida desde mi infancia, creo que haber escrito muchas cosas muy personales y profundas.

Nota: creo haber encontrado todos mis apuntes para ir hablando en terapia, eso y de cómo me siento día a día con la lucha contra la bipolaridad.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Un día mas

Esta noche a eso de las 2:30 me desperté con mucha ansiedad y los ojos como platos, me sentía enojado, nervioso e incómodo, hacia días que no me ocurría esto, también volví a soñar como antes. En el sueño de anoche salían mi esposa, mis hijos y parte de la familia de mi esposa, era como una reunión familiar caótica. Estuve despierto un buen rato me tome una Pregabalina y me he levantado hoy con la sensación de que me he estado el resto de la noche solo con los ojos cerrados y sin dormir. Supongo que he dormido y que solo es una sensación, pero esa sensación no se me quita. Esta mañana al despertarme mi primer sentimiento es de enfado con todo y todos, luego  he respirado fuertemente y he bajado ya que he comprendido que no tenía nada por qué haberme despertado de esa manera. Ahora estoy aquí sentado luchando contra la modorra que me entra con este medicamento.

Ya he perdido 1kg mas de peso con ese ya van cuatro, estoy viendo que como vienen se van los Kg es una ventaja de mi metabolismo acelerado, además las medidas que tome como el comer menos cantidad de comida, pan y porquerías.

Hoy es un día gris nuevamente, la diferencia es que han subido las temperaturas, para nosotros llegar a los 18°C es como estar en veranillo. Hoy hemos aprendido algo sobre nuestra playa, esta playa la llaman playa de lodo y está protegido por la unión europea y es una atracción turística, todo lo que yo pensaba en el pasado y que comparaba mucho con la playa de mi tierra ha cambiado, si para ellos esto es una atracción hay que respetarlo, no todas las playas son iguales.

Creo que el dejar tantos medicamentos al mismo tiempo me va a pasar factura, alguna descompensación tengo que tener. He estado pensando en mí despertar de anoche y puede que sea consecuencia de suprimir alguna medicación, puede ser que también sea un caso aislado.

Estoy escuchando las gallinas de mi vecino, son unas gallinas con muchas plumas, se las ve grandecitas y siempre me viene a la cabeza el cómo sabrán al horno o en una paella… esto no es una pensamiento extraño, todos comemos pollo.

Últimamente me vienen olores del pasado, hay dos en partículas que siento muchas veces uno es a lo que huele una casa que hace mucho que no se habita, polvo, humedad, etc. y otro es a leña quemando mezclado con sopa de pollo, un olor muy característico de pueblo, digo pueblo por que donde más lo he olido ha sido en pueblecitos.

Hoy me sigo sintiendo tristón y mi mente sigue empeñada en solo pensar en las cosas que me dan tristeza e impotencia, intento desviar esos pensamientos pero no siempre lo consigo, mi madre, mis hijos, trabajo, pasado en sí siempre están presente, es tormentoso vivir así. Ya he identificado cuando me pasa esto y es cuando más débil estoy anímicamente, por eso en cuanto entro en mis crisis de depresión estos casos son más agudos.


Nota: se me hace difícil abrirme nuevamente, ya no me funciona ponerme cierta música… lo sigo intentando.

martes, 16 de mayo de 2017

Medicación

Ya ha cumplido una semana del comienzo a suprimir medicamentos, hoy ha tocado otro nuevo cambio, suprimir una de las tomas de la Pregabalina. Antes yo tomaba la siguiente medicación…

Fluvoxamina 50mg
Lamotrigina 300mg
Carbamazepina 600mg
Pregabalina 150mg+ 150mg en caso de necesidad
Dominal 40mg + 40mg en caso de necesidad
Doxepina 10 gotas
Levomepromazin 20 gotas+ en caso de necesidad aumentaba las dosis.

Ahora en esta nueva aventura en el cambio de los medicamentos es la siguiente medicación…

Lamotrigina 300mg
Carbamazepina 600mg
Pregabalina 75mg, que esta semana tengo que suprimirla
Quetiapina 100mg

Como se puede ver he suprimido tres medicamentos y en una semana me quedare en solo tres compuestos, esto es una prueba para ver si mi calidad de vida cambia de mala digámoslo así a menos mala.

Lo que siento en la incorporación de Quetiapina en tomas de mañana y noche es somnolencia y pesadez, supongo que es normal, ya que el mismo medicamento produce ese efecto.

Está bien hacer todo este cambio en mi medicación ahora que estamos en primavera, a pesar de mis recaídas me he sentido mejor que el año pasado, en invierno hubiera sido imposible, con las crisis de depresión que sufro.  Ahora veremos cómo paso el invierno, los inviernos no son fáciles, nunca lo son.

¿Cómo me siento? me siento triste como ya he escrito y además muy estresado por culpa del trabajo, de cual será mi futuro y que nuestro arrendador nos va a subir la renta. El subir la renta no hubiera sido un problema en condiciones normales pero ahora no es un buen momento.

Ayer a enterarme de la noticia y con casi la necesidad de cambiar de apartamento se me saltaron las lágrimas, veía a mi hija y pensaba en que otra vez le vamos hacer pasar por otro cambio, me conecté con mi niñez en la cual íbamos de casa en casa, como ya he escrito toda mi vida ha sido lo mismo ir de casa en casa y la verdad no es nada agradable no haber echado raíces en un sitio fijo. Como he dicho ayer esa situación fue un estresante y sigue siéndolo, la incertidumbre me agota, como es normal nosotros nos vamos a los extremos en la manera de sentir todo.

Hoy hace un día lluvioso de esos que invita a meterte debajo de las mantas y ver la televisión y dormir y comer chunchitos, así llamamos a las patatas fritas, nachos, frutos secos etc. y volver a dormir.

Hoy tocaba en el kínder sesión de fotografía, por final de curso, mi hija iba preciosa, que va a decir un padre de sus hijos, para los padres sus hijos son lo mejor de mundo mundial.

Ayer como dije comencé de nuevo a hacer lo que hacía antes, leer, escribir, jugar e incluso comenzamos a mandar curriculum a todos los anuncios posibles. Ayer hablamos mi esposa y yo sobre cómo me sentía al respecto de mi situación y de que necesitábamos hacer algo y nos pusimos manos a la obra, hoy vamos a un nuevo sitio a aprender el idioma, es esta vez en la que tengo que aprender a hablar mejor, entender y darme a entender, creo que ahora estoy más motivado por la situación personal que tengo.

Creo que ya he escrito que estoy durmiendo mejor y no tengo pesadillas, si sueño pero de un modo normal, caótico sí, pero tengo que decir que muchos de los días no me acuerdo de los sueños en sí, creo que estoy teniendo sueños más reparadores y no como antes que vivía vidas diferente cuando dormía.

Cambiando de tema, hoy tengo que cocinar de nuevo, voy hacer arroz frito con ajo, tomate y un huevo, algo sencillo y muy práctico, ayer la crema de zanahoria con leche de coco me salió riquísima.


Hay una cosa que envidio de mi esposa que es que no se preocupa en exceso por las cosas que pueden estar por pasar, ella se preocupa cuando ya están pasando, si es cautelosa pero no se preocupa antes de tiempo como yo. Ayer yo entre en una pequeña crisis de estrés y pánico con la noticia de nuestro arrendador, me vi un poco impotente de no tener una salida en el momento y me estoy preocupando en exceso por algo que todavía no ha pasado, como nos decimos mi esposa y yo todo va a salir bien. 

lunes, 15 de mayo de 2017

Tristeza

Cerrando mi anterior entrada me he quedado con los ojos cerrados escuchando Ludovico Eunaudi, la pieza Nuvole Bianche y pensado y reflexionando sobre mí, me he dado cuenta que me siento triste y ya hace bastante tiempo, parece ser que no lo quería reconocer.

Como he llegado a esta reflexión es solo pararme ante el espejo y verme mis ojos caídos mi posición del cuerpo casi encogido, no camino erguido y el sábado en la noche escuchando música se me saltaros las lágrimas como cosa rara las lágrimas salieron sin más. Esta tristeza las he podido ocultar hasta este preciso momento que lo he hecho consciente que no solo es por mi situación laboral o personal siento tristeza sin más.

Ahora estoy intentando adivinar porque siento tristeza en mi alma y corazón.

El otro día un amigo fue a mi antigua casa para ver si sabía algo de mi madre, no averiguó nada de ella, si aún vive o ha muerto. Necesito averiguar algo ya hacen muchos años que no sé nada de ella y necesito cerrar ese círculo.

Habiendo cerrado mi última entrada me doy cuenta que aún tengo que escribir y la verdad tengo ganas de hacerlo. Muchas veces le hablamos a mi hija que tiene más hermanos, ella le ilusiona pero esa ilusión termina ahí ya que nunca conocerá a sus hermanos.

Desde que perdí a mis hijos siempre he tenido un vacío en mi corazón, hay una frase que no me gusta que me digan, esa típica frase que con el tiempo ellos se darán cuenta y querrán saber de mí, pues eso no pasará ya ha pasado el tiempo y no se ha cumplido, con el tiempo ellos olvidan y no se acuerdan, esa frase es totalmente falsa, solo te llena de ilusiones, falsas ilusiones.

Ahora voy a intentar hacer algo, no sé, algo como jugar a un video juego para olvidarme por un rato de todo, leer los blogs que he seguido, últimamente no he hablado mucho con mi espejo, tampoco escribo mucho como he dicho he perdido la ilusión por muchas de las cosas que antes me llenaban, con el tiempo siempre me pasa lo mismo.

Todo mi diario está lleno de contradicciones, de un día a otro cambia lo que pienso o siento, leí en un libro una vez que estamos en constante evolución y que no somos el mismo de un día para otro, yo creo que no somos el mismo de un instante a otro, el mundo y el ser cambia muy deprisa, puede que esté equivocado o tal vez no.

Lo que siento

Desde la última vez no me ha pasado gran cosa, más bien lo de siempre, despertar llevar a la nena al Kínder, venir y estar en casa y esperar hasta volver a recogerla del kínder. Después de hacer todos los días lo mismo un día tras otro, un día  tras otro y sin vista a ningún cambio, la verdad he entrado en un estado de pasividad extrema. Lo que antes lo hacía porque quería agradar a mi familia y cuidarla ahora se ha vuelto más bien cuesta arriba, ya no tengo interés en agradar soy lo que soy sin tener que estar siempre esforzándome… esto ha sonado a que no me importe mi familia, no es así, mi familia es mi todo, lo único que ya me he aburrido de hacer siempre lo mismo y he perdido interés en muchas de las cosas que antes utilizaba para ocultar muchas de mis debilidades y llenar mis vacíos.

Después de ver como mi esposa da pasos agigantados para consolidarse en ámbito laboral yo me he quedado muy atrás y parece que va a ser imposible alcanzarla. Al llegar aquí pactamos que yo la apoyaría para que ella creciera, para eso yo debería dejar a un lado todo por ella. En un principio eso estuvo bien me pareció muy buena idea, pero con el paso de este último año, mis fuerzas para apoyarla empezaron a caer y me empiezo a ver muy pequeño y con pocas alternativas de encontrar un buen trabajo.

Leyéndome además de  sentirme pasivo y sin ganas de mucho también se me puede sentir que he perdido las ilusiones, así es, eso es, he perdido las ilusiones. 

He perdido las ilusiones pero a pesar de haberlas perdidos algo me dentro de mí no me quita la fijación de querer encontrar trabajo… es contradictorio.

Le he pedido muchas veces a mi esposa que me ayude y me apoye ya que con este idioma no me aclaro lo suficiente pero la respuesta de ella es, espera que yo salga de lo mío y luego vemos. Para mi sus respuesta me parecen injustas a veces creo que no se da cuenta de lo que yo estoy aportando desde que llegué aquí y tampoco de cómo me siento.

No estoy escribiendo así porque la enfermedad me esté haciendo escribir así, es mi ser el que pide desahogo, llevo mucho tiempo con esta situación que poco a poco está haciendo una pequeña fractura.

Me he dado cuenta que soy incapaz de aprender este idioma, solo se algunas palabras o frases y me comunico como si fuera un niño de dos años que apenas sabe hablar. Voy a volver nuevamente a intentar estudiar, pero ya llevo dos fracasos un tercero mi moral no lo soportaría… tengo que intentarlo. Los últimos comentarios que me ha dicho mi esposa es que tendré que trabajar en un restaurante seguramente limpiando platos, definitivamente cada vez que lo pienso me pongo muy triste e incluso con ganas de llorar y eso que no acostumbro a llorar… tengo que salir de esta situación y espero salir.

Sigo sin tomar Fluvoxamina ya que lo hemos sustituido por Quetiapina y además he dejado el Dominal, ya llevo cinco días así y por ahora estamos bien y no noto nada solo que con la Quetiapina estoy durmiendo un poco mejor, la dosis de Quetiapina es baja solo 50mg.

Entre ansiedad y sueños

Ayer pase con una ansiedad grandísima, sentía que mi estómago se desgarraba, el ataque fue repentino, coincidía con el paso de unas siete h...